Introducción

¿QUÉ SON LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES?

Las enfermedades cardiovasculares (ECV), es decir, del corazón y de los vasos sanguíneos, son:

-La cardiopatía coronaria – enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (miocardio);
-Las enfermedades cerebrovasculares – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro;
-Las arteriopatías periféricas – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores;
-La cardiopatía reumática – lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos;
-Las cardiopatías congénitas – malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento; y
-Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares – coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.
-Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales (AVC) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. Los AVC también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.

DATOS SOBRE LAS ECV
Las ECV son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa.
Se calcula que en 2005 murieron por esta causa 17,5 millones de personas, lo cual representa un 30% de todas las muertes registradas en el mundo; 7,6 millones de esas muertes se debieron a la cardiopatía coronaria, y 5,7 millones a los AVC.
Las muertes por ECV afectan por igual a ambos sexos, y más del 80% se producen en países de ingresos bajos y medios.
Se calcula que en 2015 morirán cerca de 20 millones de personas por ECV, sobre todo por cardiopatías y AVC, y se prevé que sigan siendo la principal causa de muerte.

CAUSAS DE LAS ECV
Las causas de las ECV están bien definidas y son bien conocidas. Las causas más importantes de cardiopatía y AVC son los llamados "factores de riesgo modificables": dieta malsana, inactividad física y consumo de tabaco.
Los efectos de la dieta malsana y de la inactividad física pueden manifestarse como "factores de riesgo intermedios": aumento de la tensión arterial y del azúcar y los lípidos de la sangre, sobrepeso y obesidad.
Los principales factores de riesgo modificables son responsables de aproximadamente un 80% de los casos de cardiopatía coronaria y enfermedad cerebrovascular.
También hay una serie de determinantes subyacentes de las enfermedades crónicas, es decir, "las causas de las causas", que son un reflejo de las principales fuerzas que rigen los cambios sociales, económicos y culturales: la globalización, la urbanización y el envejecimiento de la población. Otros determinantes de las ECV son la pobreza y el estrés.

SÍNTOMAS FRECUENTES DE LAS ECV
La enfermedad subyacente de los vasos sanguíneos no suele presentar síntomas, y su primera manifestación puede ser un ataque al corazón o un AVC.
Los síntomas del ataque al corazón consisten en dolor o molestias en el pecho, brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda. Además puede haber dificultad para respirar, náuseas o vómitos, mareos o desmayos, sudores fríos y palidez.
La dificultad para respirar, las náuseas y vómitos y el dolor en la mandíbula o la espalda son más frecuentes en las mujeres.
El síntoma más frecuente de los AVC es la pérdida súbita, generalmente unilateral, de fuerza muscular en los brazos, piernas o cara. Otros síntomas consisten en la aparición súbita, generalmente unilateral, de entumecimiento en la cara, piernas o brazos; confusión, dificultad para hablar o comprender lo que se dice; problemas visuales en uno o ambos ojos; dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación; dolor de cabeza intenso de causa desconocida, y debilidad o pérdida de conciencia.
Quienes sufran estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico.

Informacion extraida de la OMS

sábado, 9 de febrero de 2008

Angiografía coronaria

DEFINICIÓN:
Es un procedimiento en el que se utiliza un tinte especial (material de contraste) y rayos X para observar la forma como fluye la sangre a través del corazón.

NOMBRES ALTERNATIVOS:
Angiografía cardíaca; Angiografía del corazón; Angiograma coronario

¿CÓMO SE REALIZA EL EXAMEN?
Usualmente, la angiografía coronaria se realiza juntamente con el cateterismo cardíaco .
Se le administra al paciente un sedante suave antes del examen para ayudar a que se relaje.
Se limpia y se insensibiliza un área del cuerpo, generalmente el brazo o la ingle, con un anestésico local y se inserta una vía intravenosa dentro de dicha área. Luego, se pasa una sonda delgada, llamada catéter, a través de la vía intravenosa y se lleva cuidadosamente hasta una de las arterias del corazón. Las imágenes de rayos X ayudan al médico a observar donde se debe colocar el catéter.
Una vez que el catéter está en el sitio, se inyecta el tinte (material de contraste) dentro de la vía intravenosa y se toman las radiografías para observar cómo se moviliza dicho tinte a través de la arteria. El tinte ayuda a resaltar cualquier obstrucción en el flujo sanguíneo.

PREPARACIÓN PARA EL EXAMEN:
La persona no debe consumir alimentos ni líquidos durante 8 horas antes del examen. Es posible que se requiera hospitalizar al paciente desde la noche anterior al procedimiento; de lo contrario, el paciente puede acudir al hospital en la mañana del mismo día del procedimiento.
El médico le explicará al paciente los detalles y riesgos del procedimiento y este último tiene que firmar una autorización. Así mismo, el paciente debe usar ropa hospitalaria para el examen.
Se le debe comentar al médico si se es alérgico a la comida de mar, si se ha tenido una mala reacción al material de contraste en el pasado, si la persona toma Viagra o si podría estar en embarazo.

¿QUÉ SE SIENTE DURANTE EL EXAMEN?
El procedimiento puede durar de 1 a varias horas y el paciente permanece despierto mientras tanto. El paciente puede sentir algo de molestia cuando se coloca la vía intravenosa en el brazo y algo de presión en el sitio cuando se inserta el catéter.
En ocasiones, se experimenta una sensación de sofoco después de inyectar el medio de contraste.
Después del examen, se retira el catéter. El paciente puede sentir una fuerte presión en el sitio de inserción del catéter, utilizada para prevenir el sangrado. Si la línea intravenosa se coloca en la ingle, se le pide generalmente al paciente acostarse horizontalmente sobre la espalda durante algunas horas después del examen para evitar el sangrado. Esto puede ocasionar una leve molestia en la espalda del paciente.

¿PORQUÉ SE REALIZA EL EXAMEN?
La angiografía coronaria se realiza para encontrar una obstrucción en las arterias coronarias que pueden llevar a ataque cardíaco . También se puede realizar en personas con angina inestable , dolor en el pecho atípico, estenosis aórtica e insuficiencia cardíaca inexplicable.

1 comentario:

Araceli Fernández Gato dijo...

Hola David!
Antes de nada, muchas gracias por tu comentario.
Al igual que el cáncer, las ECV suponen una de las principales causas de muerte por eso creo que es necesario que se estos temas se traten aunque sea desde un punto de vista no profesional para que la gente que nos lea pueda entender un poquito mejor este tipo de patologías.